El m√ļsculo psoas: ¬ĽEl reflejo del miedo¬Ľ

7 de enero de 2019

Suscríbete al Blog

El¬†psoas¬†es un potente¬†flexor de la cadera y un rotador externo del f√©mur, es el¬†m√ļsculo m√°s profundo y estabilizador del cuerpo humano, que afecta a nuestro equilibrio corporal, amplitud de movimiento articular y funcionamiento de los √≥rganos del abdomen.

Es el¬†√ļnico m√ļsculo que conecta la columna vertebral¬†(las cinco v√©rtebras lumbares)¬†con las piernas, el responsable de mantenernos de pie y el que nos permite levantar las piernas para caminar. Un psoas sano estabiliza la columna vertebral y proporciona apoyo a trav√©s del tronco, formando adem√°s un buen estante para los √≥rganos abdominales, y transfiere el peso de arriba abajo, transmitiendo flujos energ√©ticos en ambas direcciones.

Es un m√ļsculo vital en todo movimiento que implique equilibrio, rotaci√≥n del tronco y de las piernas y en definitiva, cualquier movimiento general del cuerpo. Si este m√ļsculo se usa constantemente para corregir la estabilidad interna, al cabo del tiempo puede empezar a perder flexibilidad y a acortarse de forma cr√≥nica, provocar√° que otros m√ļsculos del abdomen y de la espalda se vean obligados a compensar el equilibrio y empiecen de esta manera todo un proceso de adaptaci√≥n. Estos trastornos provocar√°n, a la larga, lesiones cr√≥nicas en la espalda, cadera, rodillas o pies.

El psoas desempe√Īa un importante rol en relaci√≥n con los ri√Īones, coraz√≥n y diafragma tor√°cico. Forma parte de uno de los mayores complejos musculares del cuerpo, y en la mayor√≠a de los casos de desequilibrio muscular desempe√Īa una funci√≥n clave. ¬ęSede del alma¬Ľ o ¬ęm√ļsculo del alma‚ÄĚ, son algunas de las expresiones de respeto empleadas para denominarlo sobre todo en la cultura oriental. Todas ellas se√Īalan el fuerte impacto de este musculo sobre nuestra estructura, √≥rganos y el estado energ√©tico de nuestro ser. El psoas es importante para nuestra salud,¬†vitalidad y bienestar emocional.

Consecuencias de un psoas acortado

El acortamiento del psoas provoca una tensión de las vértebras hacia abajo ocasionando una presión discal y una hiperlordosis lumbar. Este problema puede ocasionar a largo plazo dolor lumbar, pinzamientos, tensión en la fosa iliaca y en el muslo.

Otra de las razones que provoca el acortamiento de este m√ļsculo es el pasar muchas horas sentadas: personas que tienen trabajo en oficina, conductores, estudiantes, etc. Si a esto le sumamos una postura incorrecta por el uso del ordenador o por no utilizar un asiento inadecuado el efecto se multiplica.

Una de las cualidades de este m√ļsculo es que se acorta cuando esta relajado y se alarga mientras est√° trabajando, al contrario que la mayor parte de la musculatura. Este es el motivo por el que surge un acortamiento en el caso de las personas sedentarias. En el √°mbito deportivo los ciclistas, practicantes de spinning, escalada, triatl√≥n, futbol, etc. son los deportistas que m√°s incidencia tienen a este nivel, esto se debe principalmente al movimiento de flexi√≥n constante.

Componente emocional

Algunos estudios recientes consideran adem√°s al psoas,¬†un √≥rgano de percepci√≥n compuesto por tejido bio-inteligente¬†que encarna, literalmente, nuestro deseo m√°s profundo de supervivencia y de florecer.¬†Es decir, es¬†el mensajero primario del sistema nervioso central,¬†por lo que es considerado tambi√©n como un portavoz de emociones¬†(‚Äúde las mariposas en la tripa‚ÄĚ). Esto es debido a que el¬†psoas est√° conectado con el diafragma a trav√©s del tejido conectivo o fascia, por lo se ve afectado tanto en¬†la respiraci√≥n, como en¬†el miedo reflejo.

Con un abdomen habitualmente en tensión y comprimido, una vitalidad disminuida y una respiración alterada, es comprensible que el psoas conlleve alteraciones emocionales ya que un estilo de vida acelerado y el stress generan adrenalina que crónicamente tensan el  psoas, preparándolo para correr, entrar en acción o encogerse para protegernos. Si constantemente mantenemos el psoas en tensión debido al stress, con el tiempo comienza a acortarse y a endurecerse. Se dificultará así nuestra postura y las funciones de los órganos que habitan en el abdomen, dando lugar a dolores de espalda, ciáticas, problemas de disco, degeneración de la cadera, menstruaciones dolorosas o problemas digestivos. Igualmente, la sensación permanente de inseguridad que algunas personas experimentan puede estar directamente conectada con el sobreesfuerzo continuo por mantener el equilibrio del esqueleto.

Por otro lado,¬†un psoas tenso manda se√Īales de tensi√≥n al sistema nervioso, interfiere en el movimiento de los fluidos y afecta a la respiraci√≥n diafragm√°tica. De hecho, el¬†psoas est√° tan √≠ntimamente involucrado en las reacciones f√≠sicas y emocionales b√°sicas, que cuando est√° tensionado de forma cr√≥nica, est√° enviando al cuerpo continuas se√Īales de peligro, por lo que puede repercutir en el agotamiento de las gl√°ndulas suprarrenales y del sistema inmunol√≥gico. √Čste est√° √≠ntimamente conectado con la ancestral reacci√≥n de ‚Äúlucha-huida‚ÄĚ que permite a los animales defenderse en una situaci√≥n de peligro, cuando deben enfrentarse a un agente externo. Esta situaci√≥n se ve agravada por la forma de sentarnos o ¬†por¬†las posturas de nuestros¬†h√°bitos diarios,¬†que reducen nuestros movimientos naturales y constri√Īen a√ļn m√°s el m√ļsculo. Si nos sentimos agresivos a menudo, y sin raz√≥n aparente, es posible que el psoas tenga mucho que ver.

Un psoas relajado nos permite fluir, jugar con la vida y desplegar nuestra vitalidad y expresión creativa.

Un psoas liberado permite alargar mucho más la parte delantera de los muslos y permite a las piernas y la pelvis moverse con mayor fluidez e independencia. Mejora la posición de la columna y de todo el torso, con la consecuente repercusión en la mejora de las funciones de los órganos abdominales, en la respiración y en el corazón. Cuando cultivamos la salud de nuestro psoas se reavivan nuestras energías vitales y conectamos de nuevo con nuestro potencial creativo.

El psoas ser√≠a como un¬†√≥rgano de canalizaci√≥n de la energ√≠a, un¬†n√ļcleo que nos conecta a la tierra, nos permite¬†crear un soporte firme y equilibrado desde el centro de nuestra pelvis. As√≠, la columna vertebral se alarga¬†y a trav√©s de ella, puede fluir toda nuestra vitalidad.

Autor: √Āngel Jos√© Dol√≥n
Extraído de www.centrointegraldeosteopatia.com

Suscríbete al Blog

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *