La meditaci√≥n reemplaza al castigo en esta escuela p√ļblica

14 de noviembre de 2018

Suscríbete al Blog

En esta escuela, los ni√Īos aprenden a respirar y a habitar el presente. ¬ŅEl resultado? Menos suspensiones y m√°s plenitud.

Cuando un ni√Īo se porta mal, ya sea en la casa o en el sal√≥n de clases,¬†lo m√°s natural es castigarlo. As√≠ se le hace ver que lo que ha hecho tiene consecuencias. Pero algunos creen que existen mejores m√©todos para educar a los m√°s peque√Īos‚Ķ y estos m√©todos¬†no radican en la coerci√≥n,¬†sino en la comprensi√≥n.

En la Robert W. Coleman Elementary School, en la ciudad de Baltimore, no se castiga a los ni√Īos. En esta escuela¬†la meditaci√≥n¬†ha reemplazado castigos tan absurdos como salir al pasillo o tener que ir a la oficina del director; m√°s bien, a los ni√Īos se les trata con respeto y¬†se les invita a meditar, a ponerse en contacto consigo mismos para reflexionar sobre sus actos. Esto ha tenido resultados magn√≠ficos: desde que la escuela implement√≥ la meditaci√≥n, no se ha suspendido a un solo estudiante.

Mindful Moment Room: en lugar de castigo, meditación

Un grupo de expertos dise√Ī√≥ el Mindful Moment Room: un sal√≥n especialmente acondicionado donde el ni√Īo¬†puede sentarse a respirar, a meditar y a hablar con un consultor. El Mindful Moment Room es parte de las iniciativas de¬†la organizaci√≥n sin fines de lucro Holistic Life Foundation, la cual busca empoderar a la comunidad de Baltimore a partir del yoga, el¬†mindfulness¬†y las pr√°cticas de autocuidado. Como dicen en su sitio¬†web:

El Mindful Moment Room es un oasis de calma que está disponible todo el tiempo durante el día.

Porque a los ni√Īos no s√≥lo se les manda al Mindful Moment Room cuando ‚Äúse portan mal‚ÄĚ, sino cuando ellos mismos quieren y creen necesitarlo.¬†Esto los hace m√°s conscientes de sus emociones y de c√≥mo canalizarlas, ya sea solos o en grupo. Tambi√©n hay sesiones de 15 minutos de meditaci√≥n antes de las clases.

Holistic Live Foundation brind√≥ sus servicios de consultor√≠a para crear el programa en la escuela Robert W. Coleman, as√≠ como en otras escuelas de esta ciudad estadounidense que, dicho sea de paso,¬†es de las m√°s peligrosas del pa√≠s: Baltimore est√° en¬†el lugar numero 7 de las ciudades m√°s peligrosas de Estados Unidos, seg√ļn¬†Forbes. Esto hace ‚Äďsi cabe‚Äď a√ļn m√°s loable la labor de los especialistas en Holistic Life Foundation, pues deben lidiar con lo que los ambientes urbanos de violencia y precariedad ocasionan en la psique de los ni√Īos, que en ocasiones viven tambi√©n en ambientes familiares complicados.

Por eso, iniciativas como esta demuestran lo pertinente que es la meditaci√≥n en nuestros tiempos. Y m√°s a√ļn, en las escuelas.

M√°s all√° de ser un¬†trending topic,¬†una moda pasajera o una cosa de ‚Äúhippies‚ÄĚ,¬†la meditaci√≥n¬†es una llave a un futuro m√°s consciente y humano. A trav√©s de pr√°cticas milenarias como el yoga es que¬†podemos pensar y construir la educaci√≥n que el futuro necesita: una m√°s humana, en la cual se trabaje una pedagog√≠a mente-cuerpo, y en la cual la comprensi√≥n y la regulaci√≥n de las emociones sea lo m√°s importante. Porque de esta forma se ense√Īa a los ni√Īos que lo m√°s importante es habitar el presente con paz y felicidad ‚Äďcomo ya lo saben los ni√Īos de la India,¬†un pa√≠s donde la felicidad forma parte de los planes de estudio en muchas escuelas‚Äď.

La ciencia respalda el método pedagógico de la meditación en la escuela

No necesitamos que la ciencia nos lo diga, pero incluso algunos neurocient√≠ficos de Harvard, como Sara Lazar, han comprobado c√≥mo¬†la pr√°ctica continua de meditaci√≥n¬†mindfulness¬†ayuda a fortalecer las emociones y a regular el estr√©s, entre muchos otros beneficios. As√≠ que, ¬Ņqu√© m√°s necesitamos para convencernos de que la educaci√≥n del futuro debe seguir esta v√≠a?

Hay mucho sobre lo cual reflexionar frente a ejemplos tan inspiradores como este.¬†No s√≥lo en lo que refiere a las escuelas del futuro¬†‚Äďque sin duda es un tema clave‚Äď, sino tambi√©n en cuanto a lo que nosotros podemos hacer para transformar nuestra realidad y para educar a nuestros hijos en casa. Porque¬†ense√Īarle a los m√°s peque√Īos a meditar es posible, y los beneficios ser√°n permanentes. As√≠ que puedes ir prob√°ndolo,¬†y no s√≥lo esperar a que implementen la meditaci√≥n en las escuelas.

Extraído de www.ecoosfera.com

Suscríbete al Blog

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.