Tu dolor emocional, tu dolor corporal

2 de mayo de 2018

Suscríbete al Blog

La vida física y emocional transcurre en nuestro cuerpo desde el momento de la concepción. Así, todo lo que nos sucede va dejando huellas, de distintos impactos, y conformando nuestra estructura física y nuestro carácter.

En consecuencia, nuestro cuerpo y su movimiento muestran mucho de quienes somos, y de nuestro estado emocional. Las vivencias dolorosas, las tensiones y las heridas emocionales, van limitando el libre fluir del cuerpo y su movilidad. A su vez, las tensiones corporales refuerzan los bloqueos energéticos, creando las corazas musculares que sirven a la contención de nuestras angustias vitales, aunque a cambio dificultan o impiden el acceso a la herida emocional que pide ser sanada.

Es como si después de rompernos un brazo, lo dejáramos vendado para siempre en vez de hacer una rehabilitación completa. Cierto que el vendaje ayudará a contener el dolor, pero también impedirá el libre movimiento del brazo y su necesaria contribución a nuestras actividades cotidianas.

La Bioenergética es una psicoterapia corporal que accede a las emociones a través del cuerpo y de la palabra, permitiendo la toma de conciencia y la elaboración de las heridas emocionales.

Conectando desde las sensaciones corporales, liberando los bloqueos energéticos, y elaborando la experiencia desde la actitud gestáltica, recuperamos el libre fluir de la energía, poniéndola de nuevo al servicio del bienestar físico y emocional.

Autor: Isabel Jiménez, terapeuta Gestalt / Bioenergética / Coach

Suscríbete al Blog

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.